Afecciones

Asma

Nombres alternativos: Asma bronquial.

Es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, lo cual hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

Causas

El asma es causada por una inflamación (hinchazón) de las vías respiratorias. Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y el revestimiento de dichas vías aéreas se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar a través de éstas.

En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alérgenos o desencadenantes.

Los desencadenantes comunes del asma abarcan:

  • Animales (caspa o pelaje de mascotas).
  • Ácaros del polvo.
  • Ciertos medicamentos (ácido acetilsalicílico y otros AINEs).
  • Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío).
  • Químicos en el aire o en los alimentos.
  • Ejercicio.
  • Moho.
  • Polen.
  • Infecciones respiratorias, como el resfriado común.
  • Emociones fuertes (estrés).
  • Humo del tabaco.

Síntomas

La mayoría de las personas con asma tienen ataques separados por períodos asintomáticos. Algunas personas tienen dificultad prolongada para respirar con episodios de aumento de la falta de aliento. Las sibilancias o una tos puede ser el síntoma principal.

Los ataques de asma pueden durar de minutos a días y se pueden volver peligrosos si se restringe el flujo de aire de manera importante.

Los síntomas abarcan:

  • Tos con o sin producción de esputo (flema).
  • Retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar (tiraje intercostal).
  • Dificultad para respirar que empeora con el ejercicio o la actividad.
  • Sibilancias.

Los síntomas de emergencia que necesitan atención médica oportuna abarcan:

  • Labios y cara de color azulado.
  • Disminución del nivel de lucidez mental, como somnolencia intensa o confusión.
  • Dificultad respiratoria extrema.
  • Pulso rápido.
  • Ansiedad intensa debido a la dificultad para respirar.
  • Sudoración.

Otros síntomas que pueden ocurrir:

  • Patrón de respiración anormal, en el cuál la exhalación se demora más del doble que la inspiración.
  • Paro respiratorio transitorio.
  • Dolor torácico.
  • Opresión en el pecho.

Pruebas y Exámenes

Las pruebas para alergias pueden ayudar a identificar los alérgenos en personas con asma persistente.

El médico o el personal de enfermería utilizarán un estetoscopio para auscultar los pulmones, con lo cual se pueden escuchar sibilancias y otros sonidos relacionados con el asma.

Sin embargo, los ruidos pulmonares generalmente son normales entre episodios de asma.

Los exámenes pueden ser:

  • asometría arterial.
  • Exámenes de sangre para medir el conteo de eosinófilos (un tipo de glóbulo blanco) y de IgE (un tipo de proteína del sistema inmunitario llamada inmunoglobulina).
  • Radiografía de tórax.
  • Pruebas de la función pulmonar.
  • Mediciones de flujo máximo.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:

  • Controlar la inflamación de las vías respiratorias.
  • Evitar las sustancias que desencadenen los síntomas.
  • Ayudar a la realización de las actividades normales sin síntomas de asma.

Es necesaria la colaboración en equipo con el médico para manejar el asma.

Deben seguirse sus instrucciones respecto a tomar los medicamentos, eliminar los desencadenantes del asma y vigilar los síntomas.

Medicamentos

Existen dos clases de medicamentos para el tratamiento del asma:

  • Medicamentos de control para ayudar a prevenir ataques.
  • Medicamentos de alivio rápido (rescate) para uso durante los ataques.

Medicamentos de acción prolongada

También se denominan medicamentos de mantenimiento o de control. Se utilizan para prevenir los síntomas en personas con asma de moderada a grave. Deben tomarse todos los días para que hagan efecto, incluso sintiéndose bien. Algunos de estos medicamentos se inhalan como los esteroides y los betaagonistas de acción prolongada, otros se toman por vía oral. El médico recetará el medicamento apropiado.

Medicamentos de alivio rápido

También se denominan medicamentos de rescate y se toman:

  • Cuando se está tosiendo, jadeando, teniendo problemas para respirar o experimentando un ataque de asma.
  • Justo antes de hacer ejercicio para ayudar a prevenir síntomas de asma que son causados por esta actividad.

Hay que comentar al médico si se están tomando medicamentos de alivio rápido dos veces por semana o más. Es posible que el asma no esté controlada y que sea necesario cambiar la dosis diaria de los medicamentos de control.

Los medicamentos de alivio rápido abarcan:

  • Broncodilatadores de acción corta (inhaladores).
  • Esteroides orales (corticoesteroides) para utilizar en ataques de asma que no se alivien.

Un ataque de asma grave requiere un chequeo médico. En ocasiones es necesaria hospitalización, durante la misma probablemente se proporcionará al paciente oxígeno, asistencia respiratoria y medicamentos intravenosos (IV).

Cuidado del asma en casa

Es necesario:

  • Conocer los síntomas de asma.
  • Aprender cómo tomar la lectura de  flujo máximo y lo que significa.
  • Conocer qué desencadenantes empeoran el asma y qué hacer cuando esto sucede.

Los planes de acción para el asma son documentos escritos para manejar esta enfermedad. Un plan de acción para esta enfermedad debe abarcar:

  • Instrucciones para tomar medicamentos estando el paciente en momento estable.
  • Una lista de desencadenantes del asma y cómo evitarlos.
  • Cómo reconocer cuando el asma está empeorando y cuándo llamar al médico o al personal de enfermería.

Un espirómetro es un dispositivo simple para medir cómo de rápido se puede sacar el aire de los pulmones.

  • Puede ayudar a saber si se aproxima un ataque, algunas veces, incluso antes de que aparezca cualquier síntoma. Las mediciones de flujo máximo pueden ayudar a mostrar cuándo se necesita el medicamento o si es necesario tomar otra medida.
  • Los valores de flujo máximo del 50% al 80% de los mejores resultados son un signo de un ataque de asma moderado, mientras que los valores por debajo del 50% son un signo de un ataque grave. En el primer caso es recomendable llamar al médico o acudir a Urgencias, en el segundo es absolutamente necesario.

Expectativas (Pronóstico)

No existe cura para el asma, aunque los síntomas algunas veces disminuyen con el tiempo.

La mayoría de las personas pueden llevar una vida normal con automanejo y tratamiento médico apropiado.

Posibles complicaciones

Las complicaciones del asma pueden ser severas. Algunas son:

  • Muerte.
  • Disminución de la capacidad para hacer ejercicio y tomar parte en otras actividades.
  • Falta de sueño debido a síntomas nocturnos.
  • Cambios permanentes en la función pulmonar.
  • Tos persistente.
  • Dificultad para respirar que requiere asistencia respiratoria (respirador).

Prevención

Los síntomas de asma se pueden reducir sustancialmente evitando los desencadenantes y las sustancias que irritan las vías respiratorias.

  • Cubrir las camas con fundas “a prueba de alergias” para reducir la exposición a los ácaros del polvo.
  • Quitar los tapetes de las alcobas y pasar la aspiradora regularmente.
  • Usar solo detergentes y materiales de limpieza sin fragancia.
  • Mantener los niveles de humedad bajos y arreglar los escapes. Esto puede reducir la proliferación de organismos como el moho.
  • Mantener la casa limpia y conservar los alimentos en recipientes y fuera de los dormitorios. Esto ayuda a reducir la posibilidad de cucarachas, las cuales pueden desencadenar ataques de asma en algunas personas.
  • Si una persona es alérgica a un animal que no se puede sacar de la casa, éste debe mantenerse fuera de la habitación. En las salidas de la calefacción, hay que colocar un material de filtro para atrapar la caspa animal.
  • Eliminar de la casa el humo del tabaco. Esta es la cosa más importante que una familia puede hacer para ayudar a un hijo con el asma. Fumar fuera de la casa no es suficiente. Los miembros de la familia y visitantes que fuman afuera transportan residuos del humo del tabaco hacia adentro en sus ropas y cabello, lo cual puede desencadenar síntomas de asma.
  • Las personas con asma también deben evitar en lo posible la contaminación atmosférica, los polvos industriales y otros vapores irritantes.

¿Necesitas más información o ayuda?

Necesitamos unirnos para hacernos oir
y hacer respetar nuestros derechos

La revista HIRU MAGAZINE, especializada en Multi-Alergia, Atopía y Asma, una iniciativa pionera en el estado.

Con tu donación nos ayudas a seguir desarrollando nuestras actividades, avanzando en nuestros objetivos y defendiendo nuestros derechos.

Tu ayuda es fundamental

Con tu colaboración podemos ofrecer atención personalizada ofreciendo información básica, sirviendo de ayuda tanto a adultos como a niños multi-alérgic@s, atópic@s y asmátic@s, como a sus familiares.

Podemos lograr asesoramiento e informzación integral, facilitar asesoramiento jurídico, mantener y ampliar nuestro banco de alimentos para alérgicos, ofrecer servicios de formación, organizar eventos y jornadas informativas…